CULTURA PREVENTIVA

Prevención de Riesgos laborales, PRL, son unas siglas muy conocidas y que todo el mundo ha escuchado, pero ¿somos realmente conscientes de la importancia que tiene la prevención?

No hace muchos años que la siniestralidad laboral estaba prácticamente integrada en nuestro día a día. A partir de la publicación de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales 31/95, se establecen obligaciones a los empresarios para vigilar por la seguridad y salud de sus trabajadores. 

En primer lugar, se deben evaluar y valorar los posibles riesgos que nos encontramos en nuestro puesto de trabajo. Se implantan medidas preventivas para evitar los riesgos, se organizan los recursos y se realizan las acciones oportunas para reducirlos. También se hace obligatorio el uso tanto de las protecciones colectivas como de las individuales, ambas con la finalidad de proteger a los trabajadores, los cuales deben de estar debidamente formados para realizar las funciones de su puesto de trabajo.

El objetivo primordial no debe ser cumplir la legislación sin más, se trata de crear cultura preventiva, no de cumplir normas obligatorias, todos somos eslabones de esta cadena productiva, sea el sector que sea. Depende de todos nosotros la capacidad de reducir los accidentes. No se trata de ponernos los EPIS porque nos obliguen los servicios preventivos sino porque realmente los consideramos útiles y necesarios junto con las protecciones colectivas. Es nuestra seguridad la que está en juego, es la salud de los empleados la que está bajo la responsabilidad del empresario.

Creemos cultura preventiva.

Muchas veces, más de las que quisiera, he escuchado a alumnos decir que vienen a las formaciones porque son obligatorias. Pero ¿son conscientes de que exponen su vida? al no poner la suficiente atención en su puesto de trabajo o no llevar las suficientes protecciones se exponen a miles de casuísticas, desde caídas a distinto nivel hasta golpes, cortes o rozaduras ¿cuáles son los resultados de estas acciones? Pueden ser leves o muy graves, llegando incluso a la muerte, ya sea, por caer por un hueco de ascensor que no estaba correctamente señalizado o protegido, o por ser atrapado por una máquina, entre otros muchos resultados, pero al final el desenlace es tristemente el mismo.

La finalidad es que entre todos seamos conscientes de evaluar e identificar los posibles riesgos y tomar las medidas pertinentes para reducirlos o eliminarlos y realizar nuestra actividad de forma segura.

En Formación Contreras, puedes recibir la formación necesaria para reducir los accidentes laborales. Todos los meses se realizan cursos de prevención de riesgos laborales de diferentes sectores, tales como construcción, agrícola, industrial, etc.

Encarni Contreras Torres

Share your thoughts